Cómo hacer una extensión de línea telefónica

Hacer una extensión de una línea de teléfono.
Por contributor

Paso 1

Considera en primer lugar si necesitas pasar el cable desde la caja principal (donde la línea de teléfono entra a tu casa o apartamento) o si vas a aprovechar una ya existente (donde se conecta el teléfono en sí) en una pared interior.


Paso 2

Recuerda que si vas a la caja principal, primero tienes que averiguar cuántas líneas de teléfono tiene tu casa para cablear, y cuántos cables cada línea telefónica requiere (dos cables en casas viejas y seis o más cables en las casas más nuevas).


Paso 3

Encuentra el mejor camino al destino del cable, ya sea abajo del piso (si la casa no tiene losa de hormigón), en el ático, en una de las paredes exteriores o directamente en un cuarto.


Paso 4

Compra suficiente cable de teléfono como para llegar a la nueva ubicación, con la cantidad de cables que cada línea requiera.


Paso 5

Ten en cuenta las posiciones y los colores de los cables existentes antes de hacer algo, escríbelas en una hoja de papel.


Paso 6

Descuelga todos los teléfonos de la casa, para evitar que una llamada entrante genere una tensión eléctrica en la linea y pueda provocarte un shock (patada).


Paso 7

Pela una pulgada (2,5 cm) de los cables en un extremo de la línea telefónica nueva y fíjalo a la caja principal o al conector. Por lo general, debes fijar los cables de la línea a tornillos, gírandolos alrededor de los mismos y luego tensando el cable.


Paso 8

Debes coincidir los cables en la posición si colores de los mismos son diferentes.


Paso 9

Corta el exceso de cable y cierra la caja.


Paso 10

Une cada cable de color a su soporte correcto en el otro extremo y el tornillo en la nueva toma de la pared.


Paso 11

Usa tachuelas o grapas de cable tanto como sea necesario para que la línea sea lo más discreta y bien conectada como sea posible