Cómo encontrar un teléfono celular al que se le agotó la batería

Por jen davis

Busca a fondo en el lugar donde recuerdas haber visto o haber usado el teléfono por última vez. Con un poco de suerte, tal vez lo encuentres debajo del asiento de tu auto o entre los cojines del sofá; si no lo encuentras, al menos este será el punto inicial de tu búsqueda.

Revisa en tu cartera, en los bolsillos de tu pantalón, en la mochila o en cualquier otro lugar donde habitualmente pones las cosas. Por ejemplo, busca en la mesa del café junto a la puerta, en el mostrador de la cocina, al lado de la heladera o en el asiento del sillón reclinable más cercano a la puerta.

Utiliza el software de rastreo GPS que ha sido previamente instalado o las aplicaciones del teléfono celular, si es el caso. Tal vez puedas usar esos programas a través de Internet, para encontrar el lugar donde el celular transmitió por última vez. Si se le agotó la batería en el lugar donde lo perdiste y la ubicación que da el GPS es lo suficientemente específica, tal vez puedas encontrar el teléfono de esta manera.

Piensa lo que estabas haciendo la ultima vez que recuerdas haber visto el teléfono y revisa los objetos relacionados con esa actividad. Por ejemplo, si estabas guardando los alimentos que compraste, busca en los armarios de la cocina o en el refrigerador.

Organiza un búsqueda habitación por habitación, comenzando en un extremo de tu casa, de tu oficina o de cualquier lugar donde perdiste el teléfono. Recuerda revisar cada grieta y hendidura. Tal vez debas solicitar la ayuda de tu familia y amigos, cuanto más ojos busquen, mejor cuando se trata de encontrar un celular perdido.