Cómo empacar de manera segura una TV de pantalla plana para una mudanza

Por christina shaffer

Desconecta todos los cables que estén conectados en el panel posterior de tu TV de pantalla plana. Al remover los cables, tu televisión estará protegida de cualquier accidente mientras la estés moviendo. Después de desconectarlos, envuelve el cable de alimentación que aún está sujetado a la televisión y asegúralo con una correa trenzada o con una tira de Velcro.

Envuelve la televisión en una o dos capas delgadas de poliestireno para proteger la pantalla de accidentes. Mantén la unidad en posición vertical. Aplica una o dos capas adicionales de envoltorio plástico de burbujas por encima de la capa delgada de poliestireno. Este envoltorio plástico proporcionará protección adicional a la pantalla. Tanto el poliestireno como el plástico de burbujas los podrás comprar en cualquier tienda de suministros de oficina.

Ponte de un lado de la televisión y pide a un ayudante que se pare del lado opuesto. Levanta la TV de modo que ambos lados permanezcan nivelados y deslízala dentro de la caja original o de la que hayas comprado en una compañía de mudanzas, como U-Haul, o en una compañía de suministros para mudanzas.

Cierra la cubierta y séllala con una cinta de embalaje resistente. Refuerza los lados de la caja con la misma cinta. Después de asegurar la caja, escribe “Frágil” y "Manténgase Vertical” a cada lado de la misma.