Cómo diseñar tu propia página web para ventas por Internet

Un sitio web de venta minorista puede ser una manera rentable de llevar a cabo un negocio.
Por howard portnoy

Paso 1

Elige un nombre de dominio, o URL, para tu negocio de ventas a través de la web. Procura que sea un nombre pegadizo, para que la gente lo pueda recordar. Los mejores nombres de dominio incluyen el artículo o servicio a vender. Si vendes ropa de saldo para bebés, por ejemplo, fíjate si se encuentra disponible el nombre “babyclothes4less.com” ("ropaparabebespormenos.com").


Paso 2

Averigua para comprar contratar un diseñador de sitios web, que pueda diseñar tu página para ventas. Mejor aun, piensa en cómo diseñar tu propio sitio de venta minorista. Dentro del buscador, dirígete a un sitio web como Bizingo o FreeStart que te ayude a diseñar y construir tu propio sitio web de venta al por menor (ver Recursos).


Paso 3

Ya sea que tercerices el trabajo o construyas tú mismo el sitio web, elige un diseño atractivo. Piensa no solamente en el aspecto del sitio sino también en su funcionalidad. Detalles como los carritos de compra virtual brindan comodidad y simpleza a los clientes, al igual que los menúes que subdividen las mercaderías o servicios que vendes en sub especialidades, para que el comprador encuentre fácilmente lo que busca. Subdivisiones para ropa de bebés podrían incluir ropa interior, "enteritos", ropa de abrigo, etc.


Paso 4

Haz que aquellos que estén comprando tus productos por primera vez tengan una razón para elegirte. Incluye un titular en tu sitio, por ejemplo, que ofrezca un descuento a quienes compren por primera vez.


Paso 5

Mantén al día tu sitio web, actualizando el diseño cada seis a 12 meses. Conserva ciertos elementos del diseño, como el logo, para preservar la continuidad. Sí puedes cambia el color de fondo y las características del texto, como la fuente.