Cómo diseñar un ERP

Por andy carr

Paso 1

Contrata consultores calificados. A menos que seas un experto de empresas y de TI, es probable que tengas que contratar los servicios de consultores externos. Si sólo tienes un pequeño negocio, vale la pena tener una red sencilla y obtener contactos de personas que puedan ayudarte en el proceso de diseño.


Paso 2

Documenta los procesos existentes en una lista y en notas escritas. Vale la pena documentar los procesos existentes utilizando diagramas, notas y estadísticas a las que te puedas referir más adelante al diseñar un nuevo sistema.


Paso 3

Diagrama todos los flujos de datos en el sistema, incluyendo entradas, salidas y procesamiento. Esto se puede lograr mediante el uso de técnicas adecuadas de creación de diagramas, como diagramas de flujo de datos (DFD), Lenguaje Unificado de Modelado (UML, por sus siglas en inglés) u otros.

Si no estás familiarizado con cualquier técnica de diseño específico, simplemente dibuja un diagrama básico que muestre de dónde proviene la información y su destino. Una visión general de los sistemas ayuda en las áreas que necesitan mejoramiento, modificación o eliminación.


Paso 4

Diseña el nuevo sistema. De la documentación disponible y tu análisis diseña un nuevo sistema utilizando técnicas de diseño similares. Compara los dos diseños para ver qué ha cambiado y si esto refleja tu forma de pensar en el proyecto.


Paso 5

Revisa el diseño. Una vez que has diseñado un ERP, revisa la información para que puedas volver a pensar en todas las áreas que son polémicas o que no encajan con el diseño general. Puede que tengas que revisar varias veces el diseño antes que estés feliz con el resultado. Esto también puede implicar un "tutorial" mental de un sistema tal como funciona.


Paso 6

Identifica el hardware y el software. Una vez que hayas completado el diseño, te encuentras en una posición para buscar un hardware y un software que te permita poner el diseño de tu ERP en acción.