¿Cuál es la diferencia entre un sitio web confiable y uno no confiable?

Cualquier persona puede crear un sitio web.
Por crystal bonser

Credenciales del autor

Mira quién escribió el contenido del sitio web y qué calificaciones tiene en ese campo del conocimiento. Si está calificado, serán mencionadas sus credenciales en el sitio web. También es importante tener en cuenta a qué organización o institución está asociado el autor. Si se publica un enlace y/o información de contacto de la organización o institución, la página web es más probable que sea confiable. Por último, debes buscar para ver en qué otro lugar el autor ha sido publicado. Por ejemplo, si ha escrito artículos para revistas académicas o profesionales sobre el mismo tema del que ha escrito en su sitio web, por lo general, puede confiar en que el sitio web es una fuente confiable.


Investigación del autor

Busca para ver qué investigación fue realizada para escribir el contenido del sitio web. Si una lista de "trabajos citados" o "referencias" está presente, sabes que el autor hizo su investigación. También deberías examinar algunos de los enlaces de esta lista para ver si otras fuentes fidedignas están reportando la misma información. Si el autor no se refiere al lugar donde obtuvo su información y si no es un experto en su campo, el sitio web no es confiable.


Fecha del artículo

Mira cuándo fue escrito el artículo en el sitio web, o cuándo se realizó la última actualización del contenido de la página web. Si no aparece una fecha en ningún lugar pero el artículo se refiere a una noticia vieja como si se tratara de una actual o si contiene muchos enlaces muertos, es probable que el sitio no haya sido actualizado desde hace tiempo. Es importante determinar la fecha, porque incluso si la información era confiable en un momento dado, una nueva investigación puede haber hecho obsoleta la información.


Tipo de sitio web

Busca sitios educativos (los que terminan en ".edu") o sitios web del gobierno (los que terminan en ".gov"), ya que es más probable que la información proporcionada en estos sitios sea confiable. Por supuesto, todavía necesitas investigar quién escribió el contenido. Por ejemplo, un estudiante puede haber escrito un artículo sobre un tema que conoce muy poco, publicado a través del servidor de su colegio. Otros sitios web, como los realizados por particulares, empresas y organizaciones, comúnmente terminan en ".com", ".org" o ".net". Muchos de estos sitios cuentan con información confiable, pero igualmente muchos otros no. Ten cuidado con los sitios web de negocios, ya que a menudo contienen información sesgada para animarte a comprar sus productos. Además, muchas personas crean sitios web como pasatiempos y podrían no tener muchos conocimientos sobre los temas acerca de los que están escribiendo.