¿Qué determina la calidad de las fotos de una cámara?

Elige una resolución alta para lograr fotos de óptima calidad.
Por angela tague

Megapíxeles

Al elegir una cámara digital, seleccionar una unidad con muchos megapíxeles usualmente significa que la calidad de la imagen será mejor. Un megapíxel equivale a un millón de píxeles, los que son diminutos sensores de captación de luz (ver Referencia 3). Una cámara que utilice 10 megapíxeles, o 10 millones de píxeles, para componer una imagen creará una imagen más detallada que una cámara con 6 megapíxeles (ver Referencia 1).


Resolución

Una cámara con muchos megapíxeles no garantiza automáticamente que las imágenes serán de alta calidad. Muchos fabricantes establecen la resolución, o el número de píxeles usados activamente, en una configuración media en la fábrica. Si nunca has ajustado la resolución de tu cámara, puede que la calidad de las imágenes sea menor a las capacidades de la cámara. Ya que pagaste por esos píxeles, úsalos. Configura la resolución de tu cámara a "Alta" para conseguir una calidad óptima. Siempre puedes reducir la resolución de una imagen usando un programa para editar fotos y crear archivos más pequeños adecuados para enviar por correo electrónico (ver Referencia 1).


Niveles de compresión

Al ajustar la configuración de la calidad de imagen de tu cámara, revisa los niveles de compresión. La mayoría de cámaras graban imágenes en formato JPEG, un tipo de archivo que será comprimido o reducido antes de ser almacenado en la tarjeta de memoria. Aunque la compresión hace que sea posible almacenar muchas imágenes en la memoria, también reduce la calidad de tus imágenes. Elige una configuración "baja" de compresión para retener la alta calidad de las imágenes y almacenar menos en tu tarjeta de memoria. Para guardar más fotos en la tarjeta de memoria y reducir la calidad de tus fotos, configura la compresión a "alta" (ver Referencia 2).


Exposición

Aprender a usar correctamente la configuración de exposición de tu cámara, como la apertura, la velocidad de obturación y el ISO o configuración de sensibilidad a la luz, producirá imágenes de más alta calidad. Por ejemplo, si habitualmente subexpones tus imágenes e intentas iluminarlas con un editor de fotos, tus imágenes tendrás una apariencia borrosa. Mejora la calidad de este tipo de fotos aumentando la abertura de la cámara, eligiendo una velocidad más baja de obturación o seleccionando un ISO más alto. Utiliza la función de histogramas de la cámara para ver una representación visual y gráfica de tu exposición (ver Referencia 4).