Las desventajas de un sistema operativo de 64 bits

Un sistema operativo de 64 bits puede no ser la mejor opción para ti.
Por robert allen

Los sistemas operativos de 32 bits contra los de 64 bits

Cuando tu computadora necesita acceder a un fragmento de información, esta encuentra los datos a través del uso de una "dirección de memoria". Un sistema operativo de 32 bits puede hacer uso de alrededor de 4 mil millones de direcciones (2 elevado a la 32.ª potencia). Un sistema operativo de 64 bits tiene 4 mil millones de veces esa cantidad de direcciones (2 a la 64.ª potencia), lo que significa que tiene el potencial de utilizar mucha más memoria. Esto puede ser útil para aplicaciones que requieren un uso intenso de la memoria, aunque no todos los consumidores emplean el tipo de aplicaciones que requiere grandes cantidades de memoria, como las aplicaciones necesarias para la edición de video o el renderizado de software.


El incremento de los requisitos del sistema

El aumento del potencial de memoria también viene con una desventaja; la computadora ahora necesita el doble de espacio para almacenar la dirección de memoria (después de todo ahora es de 64 bits de largo en vez de ser de 32). En el mundo real las diferencias pueden ser bastante grandes. Para Windows 7 de Microsoft esto se traduce en mayores requerimientos del sistema. Cuando se instala como un sistema operativo de 64 bits, Windows 7 requiere el doble de memoria (2 GB en lugar de 1 GB) y un 25% más de espacio en el disco duro (20 GB en lugar de 16 GB).


La incompatibilidad del software

En general la mayoría de los sistemas operativos de 64 bits son capaces de ejecutar aplicaciones de 32 bits. Esto no es cierto en todos los casos; las aplicaciones que interactúan con el sistema operativo a un nivel muy bajo, al igual que los programas antivirus, pueden no funcionar correctamente en un entorno de 64 bits. Incluso si el sistema operativo puede emular un entorno de 32 bits, si el programa no está optimizado para un sistema con esas características se pierde la ventaja de contar con un sistema de 64 bits en primer lugar.


La compatibilidad con los controladores

Un área particular de preocupación reside en el ámbito de los controladores, el software que le permite a la computadora interactuar con otro hardware. Los sistemas operativos de 64 bits deben tener controladores de 64 bits, y si no cuentan con ellos, el hardware no funcionará en absoluto. El hardware más moderno no debería ocasionar dificultades, pero si usas con regularidad un equipo obsoleto es posible que no funcione después de actualizarte a un sistema operativo de 64 bits. En ese caso la actualización puede implicar un costo sustancial oculto al requerir que compres hardware nuevo.