Desventajas del mouse óptico

Prácticamente todos los equipos tienen algún tipo de mouse conectado.
Por andrew latham

Problemas con la superficie

Uno de los pocos verdaderos problemas con los mouse ópticos actuales es cómo se comportan en ciertas superficies. A diferencia de los de bola, que eran viables en prácticamente cualquier superficie, siempre y cuando no te importara limpiarlos todas las semanas, los ópticos no funcionan sobre superficies brillantes o muy reflectantes. Esto indica que probablemente necesitarás una almohadilla para mouse si tu escritorio es muy brillante o de cristal, porque las reflexiones superficiales interfieren con la óptica del mouse y lo hará inutilizable.


Velocidad

Los mouse ópticos son más rápidos que los modelos anteriores. Sin embargo, para muchas personas esto es una desventaja ya que la velocidad de aumento hace que sea más difícil de controlar. Por supuesto, puedes controlar la sensibilidad y la velocidad de tu mouse dentro de tu sistema operativo, pero sólo si sabes cómo.


Uso de energía

Aunque el uso de la energía de un mouse es mínimo en comparación con otros componentes de hardware, como una impresora o un monitor, los mouse ópticos consumen más energía que los modelos a bola más antiguos. Esto se debe a que los ópticos están hechos totalmente de componentes electrónicos estáticos, que deben estar constantemente encendidos para funcionar. En contraste, los de bola utilizan bolas de goma para activar el sensor y requieren un menor gasto de energía.


Espacio

Los mouse ópticos resuelven muchos de los problemas que tenían los de bola, pero todavía requieren un área de escritorio relativamente grande para trabajar. Si estás utilizando una computadora portátil en un avión, o mientras estás sentado en una hamaca, un mouse óptico no será práctico. La mayoría de las portátiles vienen con un mouse de puntero o un pequeño comando, para que puedas operar sin la necesidad de una mesa u otro tipo de superficie.