x

La definición de un circuito simple

Por fiorella amer carr ; última actualización 20/12/2019

Un circuito eléctrico es un recorrido cerrado de energía eléctrica que transforma la energía suministrada en el tipo deseado. Hay 3 elementos vitales en un circuito simple y la Ley de Ohm describe la relación entre ellos.

Básicamente, es imposible entender la vida actual sin el uso de la energía eléctrica. Esta suele transformarse en otras formas de energías útiles para nuestro día a día. Las bombillas o los electrodomésticos del hogar son ejemplos evidentes de los usos finales dados a la electricidad, como energía luminosa o mecánica respectivamente, para cubrir nuestras necesidades. Por eso, la comprensión de conceptos básicos sobre la electricidad tiene tanta importancia.

Definición de circuito simple

Un circuito eléctrico es un recorrido cerrado de energía eléctrica en el cual esta es llevada desde los elementos que la producen hasta los elementos que la consumen o transforman en otras formas de energía, siendo las más comunes más no las únicas: luminosa, mecánica, térmica y química.

En un circuito eléctrico pueden diferenciarse cinco tipos de elementos: generadores, conductores, receptores, de maniobra y de protección. Para que exista un circuito debe haber al menos un componente de cada uno de los primeros tres elementos descritos. En este caso, el circuito formado es de tipo simple, ya que:

Se denomina circuito eléctrico simple a aquel que tiene sólo un elemento receptor.

Puede interesarte: Cómo hacer un cargador de baterías de 24 voltios DC

Elementos que componen el circuito eléctrico simple

  • Generador. Es el elemento que produce y mantiene un diferencial de potencial eléctrico dentro del circuito y su magnitud se expresa en voltios. Según el tipo de fuente utilizada, se puede suministrar corriente directa (DC) o corriente alterna (AC) al circuito, y pueden diferenciarse tres clases de generadores:

Te puede interesar: Los efectos de invertir la polaridad de una fuente de CC

  • Conductor. Es el elemento que permite la circulación de la corriente a través de los demás componentes del circuito. Suele realizarse de materiales conductores como cobre o aluminio. Los principales medios conductores son el cableado eléctrico, las placas de prototipo (protoboard) o las de circuitos impresos. La intensidad del flujo de corriente que se mueve a través del circuito gracias a sus conductores se expresa en Amperios.
  • Receptor. Elemento que recibe la energía eléctrica del circuito y la transforma en la forma final deseada o produce algún efecto. Es por eso que una bombilla produce luz, un radiador produce calor, un motor se mueve, o un altavoz reproduce un sonido con mayor intensidad, por mencionar algunos ejemplos. Cualquier receptor instalado en un circuito opone una resistencia al paso de la corriente.

No dejes de leer: Diferencias entre interruptores AC y DC

Ley de Ohm en circuitos eléctricos simples

Vemos que los diferentes elementos que componen el circuito eléctrico simple presentan propiedades que se expresan en sus respectivas unidades de medida. La relación entre estos parámetros es descrita según la Ley de Ohm.

A principios del siglo XIX, un físico alemán Georg Ohm demostró que la corriente (I) que circula por un conductor era directamente proporcional al diferencial de potencial eléctrico (V) que se impone sobre el mismo, sacando a la luz el concepto de resistencia (R) y la estrecha relación entre estas tres magnitudes fundamentales en los circuitos. Tanto así que si uno de estos parámetros cambia, afecta inmediatamente a los otros dos.

La ley de Ohm como ecuación se enuncia de la siguiente manera:

V=IR

donde

  • I = Intensidad de corriente medida en amperios (A)
  • V = Voltaje medido en voltios (V)
  • R = Resistencia medida en ohmios (Ω)

Existe un método gráfico para visualizar las relaciones entre voltaje, corriente y resistencia conocido como el Triángulo De Ohm que muestra cómo se puede calcular alguna de estas magnitudes si se conocen las otras dos.