Cómo cuidar correctamente tu microscopio

Por amelia mcdoogleburger

Procedimiento


Paso 1

Un aspecto importante del correcto cuidado del microscopio es asegurarse de que esté colocado en el lugar adecuado. Los microscopios pueden guardarse en un armario siempre y cuando los estantes puedan soportar su peso y tengan un amplio espacio. Si el microscopio va a ser guardado sobre una mesa por un período de tiempo prolongado, asegúrate de que la mesa sea estable y de superficie plana. Colocarle una funda protectora evitará que se acumule polvo sobre el microscopio.


Paso 2

Usa papel de limpiar lentes para limpiar periodicamente todas las lentes del microscopio. Las lentes del microscopio se rayan facilmente y son uno de los componentes más costosos del mismo.


Paso 3

Si el microscopio tiene una lente de inmersión, asegúrate de usar sólo aceite de inmersión cuando examinas las muestras a mayor aumento. Usar otros aceites puede dañar las lentes. Además, luego de cada uso asegúrate de quitar con papel el aceite de la lente de inmersión.


Paso 4

Si el microscopio tiene su propia fuente de luz, asegúrate de desenchufarlo cuando lo vas a guardar por un tiempo prolongado. También, chequea periódicamente que el cable no esté pelado y que no estén dañadas las clavijas del enchufe.


Paso 5

En general, si hay un componente del microscopio que no está funcionando correctamente, siempre es mejor llamar a un profesional. Gastar un poco de dinero en una reparación profesional es mucho mejor que gastar en un microscopio nuevo.