Cómo corregir un monitor que sigue entrando a modo de suspensión

Corregir el mal funcionamiento en un monitor que sigue cambiando a modo de suspensión usualmente puede hacerse rápidamente.
Por michael davidson

Paso 1

Revisa el cable de alimentación para asegurarte de que el monitor está correctamente conectado y de que el tomacorriente está recibiendo energía.


Paso 2

Mira los cables de conexión del monitor a la unidad del disco duro. Un cable suelto puede resultar en una pérdida intermitente de potencia que obliga al monitor a entrar a modo de suspensión. Si alguno de los cables está deshilachado o si las conexiones están dobladas y no encajan correctamente deben ser reemplazadas.


Paso 3

Pulsa cualquier tecla del teclado. Esto deberá mostrar la pantalla en modo de espera y volver a la función normal. Al mover el ratón puedes lograr lo mismo.


Paso 4

Apaga el monitor y luego vuelve a encenderlo. Esto restablece el monitor y podrías solucionar el problema.


Paso 5

Reinicia todo el equipo.


Paso 6

Desactiva el modo de suspensión en su totalidad accediendo a las propiedades de la computadora. En Windows XP, haz clic con el botón derecho en la pantalla del escritorio y selecciona "Propiedades". Selecciona la opción "Protector de pantalla" y luego selecciona "Energía". Haz clic en "Nunca" junto a todas las "Opciones de Suspensión del sistema" y haz clic en "Aplicar". En Vista, abre el Panel de control desde el menú Inicio y haz clic en "Sistema y Mantenimiento" y luego en "Opciones de energía". Haz clic en "Cambiar la configuración del plan" y luego apaga todos los valores de las opciones de suspensión.