x

Cómo convertir tus altavoces en inalámbricos

Por james clark

Los altavoces de sonido envolvente se pueden liberar de sus cables para eliminar el desorden y aumentar los posibles lugares donde ubicarlos. Esto se hace mediante la conexión al sistema de un equipo de recepción y transmisión de audio. Un transmisor de radio conectado a terminales de altavoces de tu equipo de audio y video envía la señal a un receptor conectado en los altavoces, eliminando los largos cables que recorren la habitación. Los altavoces se pueden trasladar al exterior, al patio u a otra habitación, dependiendo de la intensidad de la transmisión del equipo inalámbrico.

Corta dos tramos cortos de cable de alrededor de seis pulgadas para cada altavoz que convertirás en inalámbrico. Quita media pulgada del aislante plástico de cada extremo de los dos cables.

Ubica los dos cables en las dos terminales de color rojo y blanco en la parte trasera de cada altavoz. Algunas terminales tienen unas pequeñas palancas que se levantan sobre resortes para dejar ver los huecos de los conectores de cable por debajo. Otras terminales un dispositivo se gira en el sentido contrario a las agujas del reloj para mostrar los contactos de metal descubierto y envolver allí el cable.

Conecta los dos cables del otro extremo de los terminales en la unidad del receptor haciendo coincidir el cable positivo (rojo) del altavoz con la terminal positiva del receptor. Ajusta la antena en el receptor girándolo verticalmente.

Agrega otro tramo de cable a la terminal de salida para el altavoz en la parte trasera de tu equipo de audio y video. Ajusta los cables en el otro extremo de las terminales en el transmisor inalámbrico, conectando el positivo con el positivo y el negativo con el negativo. Ajusta la antena en el trasmisor.

Coloca el altavoz izquierdo y conecta el receptor en el costado izquierdo de la habitación. El receptor quedará etiquetado como "L" o "Left" (izquierda) en el panel del fondo. De igual manera coloca el altavoz derecho en el costado correspondiente de la habitación.

Conecta los cables eléctricos del transmisor y los receptores de altavoces. Opera normalmente tu equipo de audio y video.