Cómo convertir el plano de una casa de 2D a uno de 3D

Por jason stevens

Paso 1

Asegúrate que tus líneas de trazo o el papel del plano de tu casa estén en formato digital. Si no lo están, pasa el dibujo por algún escáner grande para escanearlo digitalmente y guardarlo en un disco.


Paso 2

Asegúrate de que el escáner guarde el archivo en un formato aprobado digitalmente como CAD (por ejemplo .dwg) o un archivo de vectores PDF. Los puntos y líneas funcionan correctamente en estos formatos.


Paso 3

Selecciona un programa para hacer modelos 3D que encaje con tu presupuesto e importa tu plano con dicho programa.

La importación introduce la tercera dimensión a tu plano, lo cual crea vistas en perspectiva.


Paso 4

Utiliza las características del programa como las capas y los componentes para separar elementos en tu plano.

Esto te permitirá moldear las secciones, incluyendo levantar los perímetros de las paredes. Esto también ayudará al desempeño del sistema, a medida que el modelo gana complejidad.


Paso 5

Utiliza la herramienta de trazado del programa para trazar secciones del plano 2D seguido de las herramientas de moldeado para simular la geometría 3D en caso de de ser necesario.

Utiliza la cinta métrica para tener un control más preciso sobre la sección diseñada que estás moldeando.


Paso 6

Gira o haz un círculo en las dimensiones X, Y y Z de tu modelo. Cada vez que moldees una parte de tu modelo 2D podrás tener acceso a diferentes vistas o perspectivas.

Esto ofrece una vista en 360 grados de tu modelo para ayudarte a solucionar problemas y mejorar el aspecto de tus diseños.


Paso 7

Simplifica todo lo posible y enfócate en completar las paredes interiores, las puertas y las ventanas antes de ahondar con el diseño del interior. Comúnmente los planos 3D no requieren de un techo, ya que obstruyen la visión. Es opcional agregar gabinetes, amueblados o cualquier otro detalle de interior.


Paso 8

Anima tu modelo y despliega el recorrido 3D una vez que tu modelo esté completo.

Referencias