Cómo convertir negativos de fotos a medios digitales

Por timbrookes

Pagar por el servicio profesional

Lleva tus negativos a un laboratorio fotográfico local. Muchos proporcionan imágenes en un CD como un adicional al proceso tradicional y a la impresión y algunos de ellos ofrecen una película con el servicio digital. Dependiendo de tus servicios locales, las fotos suelen estar disponibles dentro de la hora en que las has llevado aunque algunos pequeños laboratorios de procesamiento pueden utilizar un servicio de pedidos por correo para escanear los negativos.

Envía tu película a un minorista que opere en Internet. Hay una serie de minoristas en línea incluyendo FotoBridge, Shutterfly y My Special Photos que ofrecen servicios para la conversión digital. Ellos generalmente reciben tu pedido, procesan las películas y te proporcionan las imágenes por correo electrónico o en una galería web. Los minoristas de Internet son convenientes, pero no ofrecen el servicio de entrega de una hora como muchos de los laboratorios de procesamiento locales.

Envía tus pedidos al por mayor en un paquete a un minorista que opere en Internet. Si tienes muchas películas viejas y quisieras convertirlas a todas, Internet puede brindarte la respuesta perfecta. Te enviarán tus fotos cuando estén listas y puedes descargarlas directamente desde Internet sin necesidad de salir de tu casa o sin importarlas desde un CD. Los pedidos en línea al por mayor recibirán descuentos por lo que es a menudo más barato convertir toda tu colección en vez de hacerlo de a poco.


Utiliza un escáner especial para negativos

Compra un escáner para negativos con conexión USB. Ellos escanean los negativos a tu computadora de manera rápida y son ideales para los usuarios domésticos que tienen un amplio catálogo de imágenes.

Instala los controladores del fabricante y el software requeridos para tu sistema operativo y conecta el escáner USB.

Asegúrate de que el escáner esté configurado para películas 35mm. Muchos escáneres están diseñados para escanear transparencias así como negativos y, a menudo, se debe incorporar una bandeja para negativos antes de que la película sea escaneada. Consulta la documentación del fabricante para obtener información específica acerca de tu modelo.

Coloca tus negativos en el escáner y comienza la exploración. Los fabricantes proporcionan un software para la gestión de los dispositivos.

Una vez finalizada la exploración, podrás guardar las imágenes en el disco duro y continuar explorando más negativos.


Utiliza una impresora todo-en-uno y un escáner/escáner plano

Elige entre una impresora combinada con un escáner o un escáner plano, especialmente si ya posees una impresora. La resolución de tu escáner establecerá la calidad de la imagen, la cual se mide en puntos por pulgada (DPI). Cuanto más alto es el DIP, más grande será la imagen y los detalles capturados.

Instala los controladores y el software de tu dispositivo y conecta el escáner a tu computadora.

Explora tus negativos utilizando el software instalado en el Paso 2. Una vez escaneadas, las imágenes se pueden guardar como medios digitales.