Cómo convertir una fotografía a anime (En 10 Pasos)

Por ashley bustamante
MM Productions/Lifesize/Getty Images

El "anime" es un estilo de animación japonés con un amplio rango de espectáculos y géneros que atraen tanto a los niños como a los adultos. Es reconocible debido a la nariz pequeña y los grandes ojos de sus personajes. Si tienes un personaje anime favorito, una buena idea es tomarte una fotografía de ti mismo y convertirla al estilo anime. Puedes hacer esto con un programa de edición de fotografías.

Consigue el aspecto anime básico

Paso 1

Consigue una imagen digital ya sea utilizando una cámara digital o un escáner. Abre la fotografía en tu programa de edición para fotografías.

Paso 2

Selecciona la opción "Licuar" del menú de "Archivo" o de la barra de herramientas. Elige la opción "Expandir" en la herramienta "Licuar".

Paso 3

Aumenta el tamaño de la herramienta "Licuar" alrededor de tres veces el tamaño de los ojos de tu personaje. Haz que la herramienta sea más grande o más pequeña, dependiendo de qué tan grande quieres que tenga los ojos. Haz un clic con la herramienta "Licuar" en el centro del ojo del personaje y mantén presionado el botón del mouse hasta que el tamaño del ojo se haya expandido a la medida que tú quieres.

Paso 4

Usa la opción "Licuar" libre para darle a los ojos la forma que tú quieras. Repite este procedimiento en el otro ojo.

Paso 5

Selecciona la opción "Colapso" en la herramienta "Licuar".

Paso 6

Aumenta el tamaño de la herramienta "Licuar" para que sea ligeramente más grande que la nariz de tu personaje. Haz un clic en el centro de la nariz y mantén presionado el botón del mouse hasta que la nariz se haya reducido al tamaño que tú quieras. Usa la opción "Licuar" libre para volver a darle forma a la nariz.

Paso 7

Sal de la herramienta "Licuar".

Detalles opcionales para agregar a tu fotografía

Paso 1

Selecciona la herramienta "Pincel". Comienza una nueva capa y establece la opacidad a 50 por ciento.

Paso 2

Elige el color de cabello de tu personaje anime. Pinta sobre tu cabello para que quede del mismo color que hayas elegido.

Paso 3

Cambia la opacidad, el brillo y el contraste hasta obtener el aspecto que desees.

Referencias