Cómo convertir diapositivas de 35 mm en fotos digitales

Por robert karr

Quita cualquier lámina protectora de la tapa de cristal del escáner, si tiene una, para exponer la guía de película.

Quita o inclina hacia afuera la guía de película de la tapa, para poder acceder y abrir el soporte de película en la guía.

Pon las diapositivas en la guía de película. Si no hay suficientes diapositivas para llenar la guía, bloquea la zona descubierta con un revestimiento para prevenir que cualquier luz adicional estropee el escáner. Luego vuelve a poner la guía de película en la tapa del escáner. Puede llevar un poco de práctica asegurarse de que la imagen será escaneada en la orientación correcta.

Abre el programa de edición de fotografía en ordenador y elige la película a color o blanco y negro, y negativa o positiva en función del tipo de diapositiva. Determina la cantidad de diapositivas que escanearás, ajusta cualquier configuración que desees para la resolución del tamaño y de calidad finales. Comienza a escanear.

Guarda las imágenes en formato TIFF o JPEG en tu ordenador. El formato TIFF es mejor para guardar archivos porque protege toda la información, mientras que JPEG comprime los datos y eso puede ocasionar cierta degradación de la imagen si se reutiliza y guarda con frecuencia.