Cómo convertir una calculadora en un detector de metales

Puedes convertir una calculadora en un detector de metales.
Por jerry garner

Cómo convertir una calculadora en un detector de metales


Paso 1

Reúne todos los materiales en tu mesa o lugar de trabajo para que todos se encuentren al alcance de tu mano.


Paso 2

Enciende la radio AM. Lo mejor en este caso es que se trate de una pequeña radio portátil, en especial si es aproximadamente del mismo tamaño que la calculadora. Hemos oído que se puede utilizar un walkie-talkie en vez de una radio, así que también puedes probar esa alternativa. Enciende la radio, con el volumen lo bastante fuerte como para oír claramente la estática y ajusta la frecuencia lo más alto en el espectro AM que sea posible, pero sin llegar a una estación de radio.


Paso 3

Enciende la calculadora. Es mejor si la calculadora funciona a baterías en vez de a energía solar. Muchas calculadoras se apagan de manera automática si no se las utiliza luego de algunos minutos. Intenta encontrar un modelo barato que no posea esta característica.


Paso 4

Con la radio encendida y sintonizada, coloca la calculadora, también encendida, contra la parte posterior de la radio AM. Prueba distintas posiciones hasta que oigas que el sonido de la estática se convierte en un tono constante.


Paso 5

Con la radio y la calculadora colocadas en la posición correcta, únelas con cinta adhesiva para que no se muevan.


Paso 6

Acerca tu nuevo detector de metales al objeto metálico de prueba, con el lado de la calculadora apuntando hacia abajo. El detector debería emitir un pitido a medida que se acerque al objeto y hacerlo con una mayor frecuencia al pasar por encima.