Consejos para la reparación de un reproductor de DVD que no lee

Los reproductores de DVD pueden perder sensibilidad en la lente o desarrollar problemas de carga.
Por tyler lacoma

Comprueba los ajustes del disco y la energía

Los usuarios siempre deben empezar comprobando su propio disco. A menudo, el problema es pequeño: el disco podría estar al revés. A veces, el disco esta ligeramente desalineado en la bandeja de carga y necesita ser reposicionado. En otras ocasiones, el disco podría estar demasiado gastado o sucio para que el reproductor lo lea correctamente. Si el disco se ve limpio, entonces comprueba la configuración de energía. Asegúrate de que cualquier cable de alimentación esté conectado y funcionando correctamente. Revisa las luces de los reproductores en busca de alguna luz parpadeante (que representa un problema interno de alimentación) y los cables de prueba para ver si el cable de alimentación esta flojo o desgastado.


Comprueba el mecanismo de carga

Si el disco parece estar en buena forma y las conexiones eléctricas parecen estables, el problema puede estar relacionado con el mecanismo de carga en sí. Si el mecanismo no funciona correctamente, puede que no se cierre por completo o no mueva el disco correctamente a la alineación con el láser. Los usuarios deberían revisar para asegurarse de que se cargue la bandeja sin problemas y que haga clic cerrándose completamente. Si la bandeja está rota, el reproductor puede necesitar ser reemplazado.


Limpia la lente

Si la bandeja de carga está funcionando correctamente, entonces la lente que dirige el láser podría tener problemas. Si los usuarios tienen un DVD de limpieza, pueden insertarlo y ejecutarlo. Si esto no funciona, puedes intentar limpiar la lente tu mismo con un paño delicado, pero esto exige desarmar la parte frontal del reproductor de DVD y esto puede ser una operación delicada.


Comprueba la alineación del servo

El servo y los dispositivos relacionados son los que controlan el giro del DVD. Si el servo no está alineado o no funciona correctamente, entonces no puede registrar el disco o moverlo en forma apropiada. Esto puede hacer que el reproductor asuma que no hay ningún disco en la bandeja. Un servo puede ser reemplazado, pero puede ser más fácil reemplazar directamente el reproductor completo.