Cómo configurar la impresora para papel grueso en InDesign

Un pedazo de cartulina gruesa te ayudará a mantener tu papel en posición vertical.
Por daisy buchanan

Paso 1

Configura tu impresora. Coloca un pedazo de cartulina rígida o cartón delgado que tenga el mismo tamaño que el del papel de la impresora. Coloca el papel en frente de la cartulina, asegurándote de no poner más de cinco piezas a la vez. Modifica las guías de la bandeja para asegurarte de que haya un pequeño espacio en cada lado del papel.


Paso 2

Modifica las configuraciones de tu impresora. Abre el panel de configuraciones de tu dispositivo en el panel de control. Navega a la pestaña "Mantenimiento" y luego elige "Impresora y opciones de información". Habilita la casilla que dice "Papel grueso". Cuando hayas terminado de imprimir en ese tipo de papel recuerda deshabilitar esa casilla.


Paso 3

Cambia el tipo de papel en InDesign. Con tu documento de InDesign abierto ve al menú "Archivo" y elige "Imprimir". A continuación se abrirá un cuadro de diálogo. Haz clic en "Configuración de la impresora", elige tu dispositivo y luego "Preferencias". Desde el menú desplegable de tipo de papel elige "Papel grueso" y haz clic en "Guardar".


Paso 4

Imprime la primera página de tu documento como prueba. El papel grueso puede ser costoso, por lo que debes asegurarte de que la alimentación de papel de tu impresora sea correcta. Si el papel no se mueve fácilmente intenta doblar los extremos un poco con tus manos y trata de imprimir en la primera página de nuevo.


Paso 5

Imprime tu folleto de InDesign por completo en papel grueso una vez que el documento esté imprimiéndose correctamente.