x

Cómo conectar una TV y una pantalla de un ordenador portátil de forma inalámbrica

Por alexander abbott

Internet ofrece montones de grandiosos entretenimientos para navegar o descargar a la computadora. Sin embargo, muchas computadoras portátiles están equipadas con pequeñas pantallas que no son ideales para disfrutar contenidos de video. Afortunadamente, puedes usar el hardware de red para conectar, en forma inalámbrica, el puerto de la pantalla de tu ordenador a tu TV. Una vez que hayas conectado el hardware de red a la red Wi-Fi, podrás ver el contenido de tu ordenador portátil en una gran pantalla de televisión.

Escoge un puerto de audio y video inalámbrico. Compra el puerto Veebeam SD o HD, el Imation Link A/V Extender, o algún otro dispositivo que pueda conectar en forma inalámbrica el contenido de la pantalla de tu computadora a tu TV.

Conecta el puerto de forma inalámbrica a tu televisor. Enchufa el cable de alimentación a cualquier enchufe de pared y enciende el puerto. Conecta el puerto a la TV utilizando un cable HDMI, VGA, RCA o similar, dependiendo del tipo de televisor que tengas.

Conecta a la red el puerto inalámbrico con tu computadora. Enciéndela e inserta la mochila USB al puerto USB del ordenador e instala los controladores de software incluidos en la mochila.

Utilizando el control remoto del televisor, selecciona la entrada del televisor al cual el puerto está conectado. Esto se encuentra disponible en las opciones de "Entradas" o "Menú".

Usa las opciones de muestra de tu ordenador portátil para hacer que su pantalla aparezca en la TV. Si estás utilizando una Mac, selecciona los menúes de "Pantalla" y "Audio" desde la ventana de "Preferencias del Sistema" y usa el cuadro de diálogo para seleccionar las entradas del puerto. Si estás usando Windows, selecciona el puerto inalámbrico a través de "Pantalla" en el menú "Panel de Control".

Ajusta las opciones de pantalla de acuerdo a la configuración que desees. Usa las opciones de aspecto y resolución del menú "Pantalla" de la computadora y del menú "Configuración" de la TV para ajustar la calidad de la imagen, el tamaño y la relación de aspecto del contenido de tu ordenador a tu TV.