x

Cómo conectar un disco duro USB a un puerto SATA interno

Por nathan mcginty
Conecta tu unidad USB a un puerto SATA interno.
Jeffrey Hamilton/Stockbyte/Getty Images

Los discos duros USB (Bus Serie Universal) se están volviendo cada vez más populares a medida que los usuarios completan sus unidades de almacenamiento con películas, imágenes y archivos descargados. Estos discos duros USB se conectan a un puerto libre y son fáciles de transportar entre diferentes computadoras. SATA (siglas de Serial Advanced Technology Attachment) es una de las tecnologías más recientes para conectar discos duros a las placas madre. Con el uso de un adaptador USB a SATA podrás conectar una unidad de disco duro externo USB a un puerto SATA en tu placa madre.

Paso 1

Apaga la computadora en la cual vas a conectar el disco duro USB al puerto SATA interno. Cierra sesión en el sistema operativo y apaga de forma segura. Desconecta la computadora del tomacorriente de pared.

Paso 2

Coloca el disco duro USB que quieres conectar al puerto SATA cerca de la computadora. Conecta el disco duro USB si es necesario.

Paso 3

Abre el gabinete de la computadora. La mayoría de los gabinetes vienen asegurados con tornillos de cabeza en estrella, localizados en la parte trasera de la computadora a la rejilla de ventilación de la fuente de alimentación. Quita estos tornillos girándolos en el sentido contrario a las manecillas del reloj. Los gabinetes más recientes pueden tener un panel de acceso lateral que facilita el acceso directo a la placa madre. Vienen asegurados con tornillos moleteados. Retira los tornillos y quita la tapa del gabinete.

Paso 4

Toca un objeto metálico grande para descargar la electricidad estática, como por ejemplo una silla o una lámpara. Estos disiparán cualquier electricidad estática de tu cuerpo, la cual puede dañar los componentes de la computadora.

Paso 5

Localiza el puerto SATA interno. Encontrarás estos puertos en la placa madre. Revisa el manual de tu placa base y busca un plano o diagrama de la placa madre que te ayude a localizarla con precisión, de ser necesario. Conecta un extremo del adaptador SATA al puerto.

Paso 6

Conecta el extremo USB del adaptador al puerto USB del disco duro.

Paso 7

Enchufa la computadora. Enciéndela. Ve a "Mi PC" para asegurarte de que el sistema operativo ya haya detectado la unidad de disco duro USB. De no ser así, intenta reiniciar.

Paso 8

Cierra el gabinete de la computadora. Si quieres hacer que la conexión entre el disco duro USB y tu puerto SATA interno sea permanente, pasa el cable USB a través de una espacio de unidad vacío u otra ranura para que puedas atornillar la tapa al gabinete de la computadora.