Cómo comprimir un archivo WAV

Por contributor

Obtener archivos WAV

Hoy en día, "ripear" CDs es tan común como el copiar una cinta de cassette lo fue alguna vez. Existe una multitud de programas ahora que son perfectamente capaces de copiar pistas de cualquier disco y convertirlos en archivos WAV. La calidad del medio WAV es equivalente a la que se escucha en un disco compacto, lo que garantiza que la copia recién creada sea muy fiel al original. Las maneras de preservar la fidelidad de la grabación son mantener el disco apropiadamente limpio y protegido sin desgastes o rasguños, dentro de un estuche o funda no abrasivo. Ripear el disco a una velocidad más lenta permitirá a la lente interpretar los datos más eficientemente. La música idealmente debería copiarse de un disco a 4x o menos. Cualquier velocidad más rápida puede hacer imperfecciones audibles cuando la canción se reproduce. Si la falla no estaba en el disco en sí, puede ayudar volver a copiar el CD si ese resultado indeseable llegase a ocurrir.


Comprimir WAVs

Existen varios programas freeware (software gratuito) para llevar a cabo la tarea de compresión de audio, aunque los usuarios de Windows 7 y Vista estarán encantados de saber que el sistema operativo en sí mismo viene equipado con su propia utilidad de extracción/compresión, disponible a través de Windows Media Player.

Aunque los métodos varían, así como las opciones individuales de ripeo, prácticamente todos estos programas hacen lo mismo. Los tonos ultra altos y ultra bajos que nuestros oídos naturalmente no escuchan son eliminados para lograr reducir el tamaño del archivo a la mitad o menos. Exactamente depende de la "tasa de bits". Esto puede ser comparado con el grado de acercamiento óptico proporcionado por una cámara, solo en términos de sonido. El promedio es 128, mientras que 320, el valor máximo, solo se comprime ligeramente. Tendrás que consultar las instrucciones de tu programa o archivo de ayuda para aprender el método exacto de comprimir estos archivos.

Los factores para considerar son cuántas canciones deseas comprimir y por qué. Para escuchar diariamente, no es necesario demasiado alto, sin embargo, para reproducir tonos más limpios, y crujientes, es posible que no desees escatimar.