Cifrado de 128 bits en comparación con cifrado de 256 bits

La seguridad del cifrado de datos depende de la longitud de la clave.
Por bert markgraf

Algoritmo de cifrado

Los especialistas en informática violentan códigos de seguridad para examinar su vulnerabilidad. Si es posible determinar como funciona la codificación, será posible encontrar una manera de decodificar los datos sin importar si se utiliza la codificación de 128 bits o 256 bits. Los programadores descubren vulnerabilidad en los algoritmos de cifrado GSM, utilizada en los teléfonos celulares así como el cifrado de DVD, la cual es utilizada para evitar la copia de los mismos. Si descubres esta vulnerabilidad, el cifrado no será eficaz, a pesar de tener una clave larga. Entre los estándares de cifrado más comunes, existen el cifrado de datos Standar o DES y el Advanced Encryption Standard, AES, los cuales no tienen vulnerabilidad conocida hasta la fecha de publicación del presente artículo.


Claves

Si el algoritmo de cifrado es seguro, la única manera de decodificar los datos es utilizando la clave correcta. La clave es como una contraseña y sólo es posible para las personas que están autorizadas para ver los datos. Las personas que no están autorizadas podrán encontrar la clave correcta probando todas las claves y utilizando todas las computadoras que permitan buscar todas las posibilidades lo más rápido posible. La longitud de la clave determina el número de posibilidades. Los datos cifrados con una clave de 256 bits son mucho más seguros que los datos mediante cifrados de 128 bits, ya que toma mucho más tiempo probar todas las claves posibles.


Número de posibles claves

El número de posibilidades para una clave en particular es dos a la potencia n, donde "n" es la longitud de la clave en bits. Una llave con dos bits puede tener un uno o un cero en cada una de dos posiciones, obteniéndose cuatro, es decir dos al cuadrado de posibilidades así: 00, 01, 10 o 11. Una clave de 10 bits tiene 1.024 posibilidades, mientras que una clave de 56 bits tiene más de 72 billones de claves posibles. No existe un nombre para el número de claves de cifrado de 128 bits, pero es 72 cuadrillones al cuadrado. Para los datos cifrados con 256 bits, el número de claves posibles es un nuevo cuadrado. Los especialistas en informática creen que se tomaría más de mil años para probar este número de claves, incluso con la tecnología disponible en el futuro previsible.


Descifrando el código

En 1997, el cifrado de 56 bits parecía seguro, pero una prueba realizada con un gran número de equipos fue capaz de efectuar la cantidad suficiente de ensayos para acabar con dicho código después de 250 días. En 1998, la Fundación Electronic Frontier quebró un código DES de 56 bits en sólo tres días, intentando múltiples combinaciones. En 2011, incluso las computadoras más potentes no han sido capaces de descifrar los códigos de 128 bits de la misma forma. La codificación de 128 bits parece segura por ahora, pero en el largo plazo, el cifrado de 256 bits podrá ser mucho más invulnerable a los avances tecnológicos y a la velocidad de las últimas computadoras.