¿Cómo cambiar el tamaño de una imagen para que se adapte como fondo de escritorio?

Cambia el tamaño de una imagen para utilizarla como fondo de escritorio.
Por aurelio locsin

Determina el tamaño de tu pantalla


Paso 1

Presiona "Iniciar" y escoge "Panel de control" para abrir su ventana.


Paso 2

Haz doble clic en "Mostrar" para mostrar su ventana de diálogo.


Paso 3

Escoge "Configuración". Las dimensiones del escritorio estarán bajo "Resolución de pantalla". Anota estos números ya que los necesitarás más adelante.


Paso 4

Presiona "Cancelar" para cerrar la ventana sin que se guarden posibles cambios.


Cambiar el tamaño


Paso 1

Abre la imagen utilizando el programa de edición como Photoshop. Intenta utilizar una imagen con las dimensiones más grandes posibles. Achicar una imagen que es muy grande suele conservar la calidad de imagen. No obstante, agrandar una imagen pequeña puede producir pixelamiento y un aspecto borroso en la imagen.


Paso 2

Escoge "Imagen" en el menú y selecciona "Tamaño de imagen" para mostrar su ventana de diálogo.


Paso 3

Marca la opción "Mantener proporción" de modo que la proporción entre ancho y alto se mantengan invariantes. Deja las demás opciones de forma predeterminada.


Paso 4

Escoge el número más grande en "Dimensión de pixeles". Escribe la resolución de tu pantalla que buscaste anteriormente. Por ejemplo, si escoges "Ancho" escribe el valor del ancho. Nota como los valores en la otra dimensión cambian de modo que la foto mantiene la proporción.


Paso 5

Selecciona "OK" para cerrar la ventana de diálogo. Tu imagen tendrá ahora nuevas dimensiones. Guarda el archivo.


Ejecutar una modificación rápida


Paso 1

Selecciona "Inicio" y presiona "Búsqueda" si quieres cambiar rápidamente el tamaño de la imagen, sin preocuparte por la calidad o proporción.


Paso 2

Selecciona "Imágenes" y marca la casilla "Imágenes y fotos".


Paso 3

Ingresa el nombre de la imagen y presiona "Buscar". Selecciona "Detener" una vez que aparezca el archivo deseado a la derecha. Presiona botón derecho sobre esa imagen y selecciona la opción "Utilizar como fondo de escritorio". Dependiendo del tamaño de la imagen, puede que esta se vea como mosaicos repetidos o puede que se vea como una imagen única.


Paso 4

Haz clic con botón derecho en un área vacía del escritorio y selecciona "Propiedades" si es que la foto no es del tamaño correcto. Ve a "Configuración" y aparecerá una ventana de diálogo.


Paso 5

Escoge la pestaña "Escritorio" y luego "Estirar" desde el menú desplegable "Posición" en la parte inferior derecha.


Paso 6

Selecciona "OK" para cerrar la ventana. La imagen de fondo debería ahora ocupar toda la pantalla.