Cómo cambiar un microprocesador

Remplazar un microprocesador es una tarea fácil pero delicada.
Por brenda priddy

Extracción del viejo procesador


Paso 1

Desenchufa la fuente de energía del tomacorriente y deja que la unidad descanse por unos minutos para disipar cualquier carga eléctrica.


Paso 2

Desliza hacia afuera el panel lateral de la computadora quitando los tornillos que ajustan el panel y presionando los botones de liberación que se encuentran en la parte trasera de la computadora. Desliza el panel para dejar expuesto el interior de la computadora.


Paso 3

Toca el lado de la cubierta para liberar cualquier carga estática de tu cuerpo y evitar dañar el circuito de la computadora. También es una buena precaución de seguridad usar una muñequera antiestática.


Paso 4

Quita el disipador térmico del viejo procesador destornillando los pasadores de la placa madre. Algunos modelos de disipadores térmicos pueden requerir que quites la placa madre de su caja o que al menos tengas acceso a la parte trasera de la placa madre desde la parte de atrás de la caja para poder destornillar el disipador térmico.


Paso 5

Remueve el viejo procesador presionando en el pestillo de la caja y haciéndolo girar alrededor del pestillo. Una vez que éste último quede libre, la caja debería abrirse permitiéndote acceder al procesador. Sácalo con mucho cuidado usando tus uñas.


Instalación del nuevo procesador


Paso 1

Coloca el nuevo procesador en el encaje y asegúrate que esté ubicado en la dirección correcta. Generalmente hay una viñeta plástica en el procesador que coincide con una ranura plástica del encaje.


Paso 2

Cierra la caja del procesador y asegúrala con el pestillo. Esto suele necesitar mucha fuerza y puede que escuches un chillido cuando encaje.


Paso 3

Instala el nuevo disipador térmico siguiendo sus instrucciones. Asegúrate de aplicar mucha grasa termal entre el disipador y el procesador.


Paso 4

Vuelve a colocar el panel lateral y enchufa la computadora para empezar a configurarla.