Cómo calibrar un densímetro

Por lisa parris

Paso 1

Coloca un recipiente de agua destilada cerca del líquido que deseas examinar. Esto garantiza que las dos sustancias están a aproximadamente la misma temperatura.


Paso 2

Vierte el agua en el cilindro de prueba de vidrio hasta que esté ¾ lleno.


Paso 3

Coloca el densímetro suavemente en el agua del cilindro de prueba. A medida que vas dejando el densímetro, hazlo girar suavemente en el interior del cilindro. Esto eliminará las burbujas de aire adheridas a la base del dispositivo.


Paso 4

Controla el procedimiento para asegurarse que el densímetro no esté en contacto con los lados del cilindro y que está flotando sin restricción en el agua.


Paso 5

Observa la curva que forma el agua en el contenedor. Los niveles de agua en los lados del cilindro son mayores que el nivel en el centro. Esta curva se conoce como menisco.


Paso 6

Nota la marca del densímetro donde cruza el centro del menisco, o el punto más bajo de la curva. El agua debe dar una lectura de 1000 de densidad específica.


Paso 7

Ajusta tus medidas de acuerdo con estos resultados. Por ejemplo, si tu prueba de agua te dio una lectura de 1004, a cada lectura que tomes ese día tendrás restarle cuatro para ser exacto. Si tu prueba de agua dio un resultado de 990, entonces a todos los demás resultados del día deberás sumarle diez.