Cómo hacer cálculos Seis Sigma en Excel

Por james highland
Microsoft Excel ofrece una gran variedad de cálculos para realizar.
John Foxx/Stockbyte/Getty Images

La escuela de planeamiento y medida de productividad conocida como Seis Sigma tiene como objetivo el procesamiento de datos proyectados en un nivel cuantificable de calidad basado en ciertos factores. Los cálculos en el análisis Seis Sigma son fuertemente utilizados a través de un estudio de frecuencia defectuosa en un servicio o producto dado. Microsoft Excel es una herramienta versátil para manejar una variedad de cálculos, incluyendo Seis Sigma. El programa puede manipular fácilmente las variables en el análisis para proveer una medida exacta del éxito asegurado de un proyecto. Es una tarea sencilla en Excel que cualquiera que esté entrenado en Seis Sigma puede implementar inmediatamente.

Paso 1

Descarga la hoja de cálculos de Seis Sigma para Excel (ver Referencias). Esta hoja de trabajo gratuita está preformateda para utilizar las funciones estadísticas de Excel para el análisis.

Paso 2

Haz doble clic en la hoja de cálculo descargada. El programa se abrirá en Microsoft Excel. Aparecerá una hoja de trabajo simple que contiene las variables de cálculo clave para Seis Sigma.

Paso 3

Ingresa las oportunidades totales de defectos en la celda C6 de la calculadora Seis Sigma. Esto se refiere al número total de ocasiones donde un producto o servicio puede experimentar una calidad general debajo del estándar. Por ejemplo, un tiraje de 1.000 productos idénticos ofrecerá 1.000 oportunidades de que se manifiesten defectos.

Paso 4

Ingresa el número real de defectos observados en la muestra de datos en la celda C7. Por ejemplo, un tiraje de prueba de 1.000 productos puede haber tenido 12 defectos.

Paso 5

Estudia el análisis Seis Sigma basado en las dos variables ingresadas. Solamente las celdas C6 y C7 requieren que el usuario ingrese datos. La información restante en la calculadora es automáticamente calculada utilizando fórmulas estadísticas basadas en el número de oportunidades de defecto y en el número real de defectos. Estos resultados incluyen el porcentaje de averías, el porcentaje de precisión, el nivel Sigma y el nivel Sigma a largo término.