Cómo hacer brillar una luz en Illustrator

Por contributor

Paso 1

Escoge la fuente de la luz. Puede ser un objeto dentro de la ilustración o venir de algún lugar cercano al área de trabajo. Imagina la forma y la dirección de la luz de la fuente.


Paso 2

Usa la herramienta lápiz para dibujar el cono o la elipse emitida por tu fuente de luz. Si la fuente de luz está fuera del escenario, aléjate y dibuja el cono saliendo del punto imaginario a un lado del área de trabajo. Extiende el relleno de la luz más allá del lado opuesto de la mesa de trabajo. Rellena el trazado con color blanco sin contorno.


Paso 3

Abre la paleta de transparencias. Ajusta el trazado en modo de mezcla a "Luz Suave" o "Superponer". La luz suave produce un relleno denso, superponer mezcla el blanco con el fondo. Reduce la opacidad de la capa para atenuar el efecto.


Paso 4

Elige "Desenfoque Gaussiano" en el submenú desenfoque del menú efectos. Ajusta el radio de al menos 10. Aumenta el radio para una luz más difusa. Cambia el color de relleno si quieres un matiz diferente.


Paso 5

Añade sombras a los objetos ilustrados. Asegúrate de que coincidan con la fuente de luz. Duplica el contorno de un objeto, rellénalo con negro y redúcele la opacidad. Ajusta la sombra con los efectos 'desenfoque gaussiano' y 'distorsión'.


Paso 6

Añade iluminación a los objetos para reflejar la luz de la fuente. Una forma fácil de agregar reflejos es dibujar la forma del reflejo con la herramienta lápiz y rellenarla con el color del objeto a iluminar. Duplica y reduce el tamaño del objeto y rellena la copia con color blanco. Haz una mezcla con los dos objetos.