Cómo bloqueo una vigilancia visual

Las cámaras están en todas partes, incluyendo lugares en los que no deberían estar.
Por david roberts

En una residencia privada


Paso 1

Localiza las cámaras escondidas. Las tiendas de vigilancia o de espionaje venden detectores infrarrojos de cámaras escondidas. Activa el detector y mira por el visor del centro del detector. Analiza lentamente cada habitación hasta que la luz indicadora se encienda. La presencia de una cámara se detecta por el reflejo de una señal infrarroja de la lente de una cámara siendo vista por el localizador.


Paso 2

Comienza la búsqueda en las zonas más comunes para las cámaras ocultas. Las habitaciones con vista clara de la cama y los baños son zonas frecuentes para los "mirones" tecnológicamente avanzados.


Paso 3

Concéntrate en las superficies vidriadas. Los espejos, marcos de fotografías, relojes de pared y pequeños dispositivos pueden esconder cámaras fácilmente y normalmente están ubicados a la altura de los ojos o más altos para tener una visión completa de la acción en la habitación.


Paso 4

Contacta a la policía cuando encuentres la cámara. Dependiendo de las leyes locales, siempre que no se esté grabando sonido, capturando video de alguien no es ilegal. Si vives en una de estas zonas, podrías querer considerar contactar a un abogado.


En público


Paso 1

Coloca el LED verde infrarrojo en un sombrero en tu cabeza. Estas luces "encontrarán" la mayoría de las cámaras ocultas resultando en una luz brillante reflectiva que dé en tu cara. El LED verde infrarrojo no debe ser grande ni perceptible. Los reflejos del LED verde pasan alrededor de la lente de la cámara para crear un halo brillante que ocultará tu identidad. No es perceptible al ojo humano y no llamará la atención indeseada.


Paso 2

Cuelga el LED verde infrarrojo en la ventana que da a la calle en la habitación del hotel, apuntando hacia afuera para evitar que las cámaras de video tomen cualquier detalle de tu visita al hotel. Si quieres mantener las cortinas abiertas para ver la ciudad sin que la ciudad te vea a ti, ésta es una buena opción.


Paso 3

Lleva un espejo de 6 por 6 pulgadas (15 por 15 cm) y utiliza la luz del sol para "confundir" a las cámaras. Éste método ha sido utilizado por grupos de protesta en eventos contra los líderes mundiales. La idea vino de la leyenda de Arquímedes, quien uso grandes espejos y la luz solar para incendiar los barcos Romanos atacantes. Las limitaciones principales de este método son la incomodidad de llevar un espejo contigo, ubicar las cámaras ocultas y la posición del sol en relación a las cámaras.