Cómo arreglar los problemas de hardware

Aprende a solucionar los problemas por tu cuenta.
Por gregory hamel

Corrobora las conexiones de los dispositivos


Paso 1

Apaga la computadora y retira todos los cables.


Paso 2

Utiliza un destornillador para retirar los tornillos de la parte trasera derecha de tu equipo, y retira la tapa.


Paso 3

Localiza dentro de la computadora el dispositivo de hardware que no está trabajando correctamente, como un disco duro o una unidad óptica, y desconecta todos los cables y el cable de la interfaz de la tarjeta principal, en la parte trasera del mismo. Cada unidad óptica y cada disco duro deben de tener dos cables conectados, uno para la energía eléctrica y el otro para conectarse a la tarjeta principal.


Paso 4

Conecta de nuevo los cables con firmeza, ya que los cables que no se conectan apropiadamente ocasionan malas conexiones. Si el dispositivo que causa problemas es una tarjeta PCI o un módulo de memoria RAM, que se conecta directamente a la tarjeta principal, descónéctalo y vuelve a conectarlo con firmeza.


Paso 5

Cierra el gabinete de la computadora, conecta los cables externos de nuevo y reinicia el sistema.


Instala las unidades de los dispositivos


Paso 1

Haz clic en "Inicio", clic derecho en "Equipo" y en "Configuración" y en "Administrador de dispositivos".


Paso 2

Haz doble clic en la categoría que contiene el dispositivo que está dando problemas, saldrá una lista de los dispositivos conectados.


Paso 3

Haz clic con el botón derecho en el dispositivo y selecciona "Propiedades", después haz clic en la pestaña "Controladores" y en "Actualizar controlador", pide que el sistema busque los controladores automáticamente. El programa defectuoso del controlador de un dispositivo de hardware puede ocasionar que el equipo no funcione bien.


Paso 4

Reinicia tu computadora


Pasos para solucionar problemas con otros hardware


Paso 1

Conecta el cable de energía en un toma corriente diferente y asegúrate de que esté bien conectado. Cuando enciendes tu computadora debes de escuchar la puesta en marcha de los ventiladores y el giro del disco duro. Si no escuchas ningún ruido, significa que la computadora no está recibiendo energía eléctrica. Es posible que necesites cambiar la fuente de poder.


Paso 2

Asegúrate de que las bocinas estén conectadas y de que el volumen de tu sistema y de cualquier reproductor multimedia que estés usando siempre esté encendido. Si el volumen está silenciado en tus bocinas, puede bloquear el volumen principal del sistema o el de salida de cualquier reproductor de medios.


Paso 3

Apaga la computadora, desconecta los cables, abre el gabinete y utiliza un bote de aire comprimido para soplar hacia afuera el polvo contenido en los ventiladores y en el equipo en general. Quita los cabellos y/o desperdicios que estén atrapados en los ventiladores. El polvo y otros residuos pueden reducir la eficiencia de los ventiladores y aislar los dispositivos, lo que puede dar como resultado un sobrecalentamiento del hardware, mismo que puede llevar a que el sistema se bloquee.