Cómo arreglar una pantalla de teléfono móvil húmeda

Por cassandra tribe

Abre inmediatamente la parte trasera de tu teléfono y extrae la batería. Si tu teléfono utiliza una tarjeta SIM, extráela también.

Limpia la superficie del teléfono con una toalla de papel. Asegúrate de que secas dentro del compartimento de la batería. Asegúrate de que secas pero no presionas cuando seques la pantalla del teléfono. Presionar en la pantalla al secarla le causaría daño.

Utiliza una lata de aire comprimido, como las que se venden para limpiar teclados de ordenador, para secar cualquier humedad restante en el teléfono. Pulveriza el aire sobre todo el teléfono hasta que ya no se vean áreas húmedas.

Vierte una capa de arroz seco en el fondo de un bol. Pon tu teléfono en el arroz. Cúbrelo completamente con más arroz y déjalo en el bol toda la noche. El arroz secará y absorberá cualquier humedad restante.

Saca el teléfono del arroz. Utiliza aire comprimido para limpiar el teléfono de cualquier resto de arroz. Pon la SIM y la batería de nuevo y enciende el teléfono. Si el teléfono no funciona o la pantalla no muestra los menús adecuadamente, entonces es que no has secado el teléfono tan rápido como se requería, y deberás comprar otro nuevo.