Cómo arreglar un iPod o iPhone mojado

Por jack gerard

Paso 1

Apaga tu iPod o iPhone lo más rápidamente posible después de que se moje. Cuanto más tiempo el dispositivo está encendido después de mojarse, más probabilidades tiene de sufrir daños graves o irreparables.


Paso 2

Seca el iPhone o el iPod tanto como puedas manualmente. Límpialo con una toalla u otra tela y agítalo si es necesario para eliminar el agua que pueda haber penetrado en el puerto de acoplamiento u otras aberturas.


Paso 3

Coloca el iPod o iPhone en un recipiente con algún tipo de desecante. Paquetes de gel de sílice, como los paquetes que vienen con los zapatos y otros artículos de cuero funcionan bien, aunque el arroz seco se puede utilizar si no dispones de material desecante. Usa una bolsa de plástico con cierre de cremallera o cualquier otro envase sellado para asegurar que el desecante extraiga agua desde el interior del teléfono en lugar de la humedad del ambiente.


Paso 4

Deja el iPhone o iPod en el contenedor de desecante de 24 a 48 horas o más dependiendo de la cantidad de agua que entró en contacto con él. Si el dispositivo se ha sumergido por completo, permítele permanecer con el desecante para un máximo de siete días. Cambia el material secante cada 24 horas.


Paso 5

Retira el iPod o iPhone desde el contenedor de desecante y trata de encenderlo. Si no hay daño permanente causado por el agua, el teléfono debe encender y empezar con normalidad.