Cómo ajustar la presión de una pistola rociadora y los patrones del ventilador

Por ian kelly
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Hay dos clases de pistolas pulverizadoras de uso común: las antiguas con cañones de sifón con alimetador a presión y las que tienen alimentador por gravedad de gran volumen y baja presión (HVLP). Aunque todavía hay unas pocas pistolas de alta presión en uso, la nueva regla de pintura de la EPA ha ordenado el uso del equipo HVLP en la colisión del motor y la reparación. Estas últimas ofrecen tres ventajas significativas con respecto a los tipos más antiguos: un consumo reducido de pintura, menores emisiones que conducen a condiciones de trabajo más saludables y acabados de mejor calidad. Sin embargo, el patrón adecuado del ventilador, el volumen de la pintura de entrega y los ajustes de presión de atomización son necesarios para obtener resultados óptimos.

Los patrones del ventilador

Paso 1

Llena la pistola pulverizadora con pintura y enciende el compresor. Coloca una hoja de periódico en la pared con cinta adhesiva.

Paso 2

Ajusta la dirección de los patrones del ventilador aflojando la tuerca moleteada grande en la parte delantera de la pistola. Gira la boquilla "cuernos", ya sea a la posición horizontal o vertical para alcanzar la dirección más adecuada para el trabajo a mano. Vuelve a apretar la tuerca.

Paso 3

Gira el mando del patrón del ventilador en la parte posterior de la pistola hacia la derecha hasta el fondo (esto es por lo general el botón superior). Vuelve la perilla de ajuste con dos vueltas completas en sentido antihorario.

Paso 4

Sostén la pistola en posición vertical, a unas 18" (45,72 cm) del papel. Rocía un patrón ancho de prueba completa suavemente sobre los periódicos. Gira tu muñeca para asegurarte de que la boquilla se mantenga cerca de 18" (45,72 cm) de la superficie y a 90 grados del papel en todo momento.

Paso 5

Ajusta el patrón apretando la perilla de ajuste hacia la derecha para reducir el ancho, o hacia la izquierda para aumentarlo. Sigue ajustando y haz más pases hasta que hayas alcanzado el patrón deseado.

La presión del atomizador

Paso 1

Fíjate en la suavidad de la superficie y si detectas un efecto de "piel de naranja" significa que la pintura está cuajando antes de llegar a la superficie debido a una débil atomización.

Paso 2

Ajusta el mando de presión de aire en el lado de la pistola hacia la derecha para aumentar la presión de atomización, y en sentido contrario para reducirla. Supervisa el medidor en el lado de la pistola mientras lo haces hasta llegar a 25 libras por pie cuadrado (11,97 hPa) de presión de atomización.

Paso 3

Reduce la presión de atomización progresivmente mientras haces pulverizaciones de prueba hasta llegar a la posición más baja posible que parezca una suave piel de naranja, lo que suele oscilar entre 18 (8,62 hPa) y 25 (11,97hPa) libras por pie cuadrado.