Cómo aceptar llamadas por cobrar de los presos en un celular

Por erika sanders
Las llamadas por cobrar a los celulares se pueden aceptar a través de terceros, usando una tarjeta de crédito.
cell phone image by Alexey Klementiev from Fotolia.com

Muchas personas que están presas se enfrentan con el problema de hacer una llamada con cobro revertido. Debido a que cada vez más personas dejan la línea fija para usar el celular en forma exclusiva, el problema de hacer o aceptar una llamada por cobrar desde la prisión se ha vuelto una prioridad tanto para los presos como para sus familias. Muchas empresas de telefonía celular no permiten las llamadas con cobro revertido porque el proceso de facturación es muy complicado. Sin embargo, los proveedores externos han hecho este proceso posible y muy sencillo.

Paso 1

Obtén una tarjeta de crédito o bancaria. Cuando te llama a través de un operador externo, tendrás que proporcionar el número de la tarjeta de crédito o bancaria para que puedan cobrarte, antes de conectar la llamada.

Paso 2

Encuentra un proveedor externo para hacer una llamada a un preso. Este proveedor como 1-800-Call-4-Less, proporciona un número 800 para que el recluso puede llamarte desde la cárcel. Podrá hacer esta llamada en forma gratuita. En el 2010, se cobraba una tarifa cercana a los US$0,25 por cada minuto.

Paso 3

Proporciona al preso tu número de teléfono celular y el número 800 del proveedor externo. El recluso deberá indicar tu número de teléfono celular a la operador de la empresa externa. El operador llamará a tu teléfono y completará la información de pago antes de transferirte la llamada.